Muchas veces el público al que van dirigidos los libros infantiles aún no sabe leer, o está empezando a aprender. Por eso resulta tan importante saber cómo ilustrar un libro infantil; pues esta es la mejor guía para que los niños y niñas se sientan atraídos por una historia, incluso cuando aún no son capaces de leerla por ellos mismos. Ya que, aunque la comprensión lectora sea baja, el uso de ilustraciones facilita el entendimiento del mensaje que quiere mandar el libro.

En esta entrada de nuestro blog te contamos cómo ilustrar un libro infantil con el objetivo de que resulte atractivo para el público más complicado de todos, ese público infantil que sabe muy bien lo que le gusta y lo que le llama la atención, y lo que no.

En ocasiones, el escritor del libro infantil es también su ilustrador. Pero si en tu caso ya has seguido los pasos para saber cómo escribir un cuento infantil y necesitas un ilustrador/ilustradora, en nuestra editorial infantil Rimpompante, encontrarás a grandes profesionales que plasmarán tu historia tal y como has imaginado, con el estilo que te define y el tipo de libro infantil que quieres crear.

La primera toma de contacto entre ilustrador y autor

La primera fase del proceso que se sigue para ilustrar un libro infantil es la reunión entre el ilustrador o ilustradora, con el autor o autora.

En esta primera toma de contacto, se da a conocer la historia que se quiere ilustrar. Es el autor del cuento el que explica la historia, para después elegir el estilo visual más acorde a este.

Algunos ilustradores tienen muchos registros y estilos, mientras que otros tienen un estilo más particular.

Una forma de conseguir el estilo visual que mejor le va a la historia del autor es consultar el portfolio del ilustrador. Aunque muchas veces también ayuda tomar como referencia peticiones personales o particulares que tenga el autor del libro.

Según el público al que se destina el libro, las ilustraciones pueden variar enormemente. Por eso es importante saber plasmar con imágenes el tipo de historia y la edad a la que va dirigido el libro infantil.

El boceto y diseño de los personajes del libro infantil

como-ilustrar-un-libro-infantil

Después de conocer la historia y acordar el estilo de la ilustración, es el momento de diseñar el personaje principal.

Para ilustrar un libro infantil es normal que hagan falta varios bocetos previos, hasta dar con el dibujo que transmite esa esencia que se busca. En esta fase también se elige una paleta de color para el libro.

Posteriormente entran en escena los personajes secundarios, que partirán del diseño del personaje principal, de la anatomía y de las proporciones de este.

La distribución del texto para ilustrar un libro infantil

Después del diseño de personajes, y antes de pasar a diseñar e ilustrar las escenas de la historia, es el momento de establecer una distribución para el texto.

Para ello, deberá establecerse el número total de páginas que va a tener el libro. De esta manera se puede saber de cuánto espacio se dispone para terminar de ilustrar un libro infantil, con la forma definitiva.

El storyboard es el conjunto de ilustraciones ordenadas en forma secuencial, para poder servir de guía, entender la historia y planificar la estructura final del libro.

Este es un buen punto de partida para saber de manera exacta cuántas ilustraciones necesita el cuento.

Para crear cada escena, el ilustrador del libro infantil se deja llevar por la historia, sumergiéndose en ella y obteniendo nuevos matices que no aparecen en el texto, pero que enriquecen la lectura y complementan la historia.

En cuanto a la composición de ilustración y texto, es importante conseguir que estén perfectamente relacionados entre sí. Existen diversas formas de entrelazar el texto con la ilustración, o de insertar un bloque de párrafo, junto a una página de ilustración, o integrada en esta.

La ilustración de las escenas

Con el storyboard como punto de partida, es el momento de colorear las escenas de forma digital y añadir los detalles pertinentes.

Con un programa digital de diseño, por ejemplo Photoshop, se prepara el archivo en formato adecuado para imprimir, estableciendo el tamaño que tendrá el libro y el sangrado.

En este punto se tendrá en cuenta también la paleta de color que se escogió cuando se creó la paleta de color.

Ilustración y publicación de tu cuento infantil

Desde Rimpompante, como editorial infantil, te ofrecemos nuestra experiencia en la publicación de cuentos y libros infantiles.

Sabemos la importancia que tiene saber cómo ilustrar un libro infantil, por eso ponemos a tu disposición a grandes ilustradores, que te acompañarán en este proceso mágico y previo a la publicación de tu historia.

Contacta con nosotros aquí para conocer más detalles. ¡Estaremos encantados de conocerte!  

Déjanos un comentario